Hoy te voy a dar tantas alternativas a las bolsas de plástico ¡que no tendrás excusa! y es que las consecuencias medio ambientales están siendo catastróficas. Si seguimos a este ritmo, llegaremos a un punto de NO RETORNO, si es que no hemos llegado ya.

Hay datos que estiman que un español consume entre 250 y 290 bolsas al año, lo cuál me parece un dato difícil de creer, sorprendente y demasiado optimista, porque estamos hablando de menos de una bolsa diaria y cuando voy a la frutería o supermercado no veo a nadie que lleve menos de 2 o 3 bolsas. De hecho, por otro lado, hay datos que apuntan que Marruecos era el segundo consumidor mundial de bolsas de plástico, después de Estados Unidos (con unas 900 unidades por año y por habitante) (una diferencia significativa). Lugar, por cierto, donde se han prohibido las bolsas desde julio del 2016.

En Cataluña, desde que las bolsas de asas dejaron de ser gratuitas y se comenzó a cobrar por ellas, su consumo se ha reducido hasta un 52%. Pero como dice el refrán, “hecha la ley, hecha la trampa”, y es que a pesar de que España ha anunciado que a partir del 2018 se prohibirá la entrega gratuita de bolsas de un sólo uso en todos los comercios, esto sólo será en los casos de bolsas con mayor gramaje, es decir, esas bolsas finas y livianas que están en todas las fruterías, supermercados y comercios, no entran dentro de esta prohibición ya que su gramaje es inferior (15 micras).

El proyecto de real decreto recoge una excepción, puesto que podrán entregarse de manera gratuita las bolsas de plástico muy ligeras (con un espesor inferior a 15 micras) “que sean necesarias por razones de higiene o que se utilicen como envase primario para contener alimentos a granel a efectos de prevenir el desperdicio alimentario”.

 ** Para prevenir el desperdicio alimentario… ¿en serio?

LAS BOLSAS NO SE RECICLAN

Al contrario de lo que mucha gente piensa, las bolsas de plástico NO se reciclan. No porque el tipo de plástico no sea reciclable, que si que lo es, si no porque reciclar una bolsa cuesta 100 veces más que fabricar una nueva.

Las bolsas de plástico, junto con las botellas de plástico, creo que ha sido uno de los peores inventos del ser humano. La obtención de petroleo, su fabricación, su distribución y finalmente sus residuos, es costoso y contaminante. Los efectos sobre la tierra, el aire y los océanos son devastadores y es uno de los principales motivos del cambio climático. Su vida útil tiene una media de 12 minutos y estará en la Tierra entre 150 y 1.000 años.

Los animales marinos ingieren cantidades brutales de plástico. Por ejemplo, en el caso de las tortugas, confunden las bolsas con medusas (su principal alimento). El plástico bloquea su aparato digestivo y terminan muriendo de hambre. Muchos animales se enredan con el plástico y mueren de hambre o de cortes profundos y úlceras. Se estima que más de 400.000 mamíferos marinos mueren cada año a causa de la polución por plástico de los océanos.

De hecho, recientemente, un equipo canadiense de la costa de Columbia Británica encontró muestras que contenían hasta 25.000 partículas de plástico y fibras en un solo metro cúbico de agua.

La imagen superior corresponde a las bolsas plásticas que encontraron en el estómago de una ballena que varó en Noruega. En total tenía 30 bolsas en su estómago.

No olvidemos que todo ese plástico llega a nuestro cuerpo. No sólo a través de la cadena alimentaria, si no también a través del aire.

¿De verdad las necesitamos?

Pues no, no las necesitamos y no hay excusas para seguir utilizándolas.

El ritmo actual de vida y de la sociedad en general, se ha convertido en la excusa perfecta para pensar que las cosas de un sólo uso son necesarias para hacernos la vida más cómoda, ir más rápido y creer que así, aprovechamos mejor el tiempo para disfrutar de otras cosas, pero como te conté aquí, la realidad es otra.

Una empresa dedicada a hacer bolsas de plástico publicó un artículo defendiendo el uso de las bolsas de plástico y puso esta frase que sinceramente, me indignó: Las bolsas de un sólo uso se utilizan para brindar comodidad y calidad de vida a los usuarios. ¡Es ridículo! y lo que más me apena, es saber que hay muchas personas que creen que es cierto y por eso huyen de sus responsabilidades como consumidores.

Digamos adiós a las bolsas de plástico de un sólo uso y llevemos siempre nuestras bolsas de tela

Esto es lo mejor que podemos hacer. Llevar nuestras propias bolsas siempre con nosotros y rechazar cualquier bolsa de plástico.

Comprar en tiendas a granel, el mercado y tiendas locales donde podamos llevar nuestras propias bolsas y recipientes es la mejor garantía para reducir nuestros residuos.

¿Aún no tienes bolsas? ¡seguro que sí! seguro que en casa tienes muchas bolsas que te han dado al comprar ropa, zapatos o cualquier otra cosa. Aprovéchalas todas, incluso las de plástico, que todavía puedes utilizar varias veces antes de tirarlas al contenedor.

Pero si no tienes, y lo que quieres son bolsas de tela para llevar contigo siempre y que sean lo más, puedes hacerte tus propias bolsas con camisetas viejas o restos de tela que tengas por casa, como nuestras maravillosas chicas de instagram o como las que me hizo mi mami.

Estas bolsas son de Raquel, bloguera de EcoinTransit y hechas por ella misma. Es una artista y le han quedado ¡Preciosas! A parte del blog, también podéis seguirla en instagram (@ecointransit)

Bolsas hechas con camisetas por Elena. Fijaros con qué y cómo hace los cordones. ¡Qué buena idea! Podéis seguirla en instagram (@eleolmo) a ella ¡y a Pata Morris! donde comparten pasos para llevar una vida más sostenible.

A Irene la descubrí por que le hizo esta maravillosa bolsa a Raquel (de EcoinTransit). ¡Me encanta! la bolsa y el mensaje. En su instagram (@girdginger) da muy buenas ideas zero waste.

Estas bolsas me las hizo mi madre a partir de telas sobrantes de cortinas, y no me pueden gustar más. Además con los retales que sobraron hizo unas fundas para los cepillos de dientes. Puro amor.

Aprovechar las cosas que ya no vamos a utilizar y darles una segunda vida es un gesto con grandes valores que todos debemos auto-inculcarnos.

Pero si esto de coser no se te da bien, pues en estas tiendas on-line tienes bolsas de algodón orgánico con diseños preciosos, ¡para comprar a granel y para llevar toda la compra! Y aunque parezca que me pagan por hacerles publicidad, no, no lo hacen jajaja. Pero me encanta darte alternativas y nombrar a las personas que hacen tantos esfuerzos por crear un mundo mejor. Detrás de cada bolsa hay grandes personas con grandes historias.

Estas bolsas son de ‘el flamenc’ 100% orgánicas y de comercio justo, hechas por personas con discapacidad intelectual y con una bonita historia detrás. Pronto tendrá tienda on-line pero mientras puedes pedirlas por e-mail o encontrarlas en Girona.

¡Me encantan las bolsas de ‘Esturirafi’! Son de algodón natural, producido de manera ética y serigrafiadas con tintas ecológicas. Son muy resistentes y con un mensaje potente y claro. Ideales para llevarlas a todas partes y dejar huella por donde pases.

Las bolsas de ‘Usar y Reusar’ no pueden ser más completas. Diseño, sostenibilidad y compromiso social. Perfectas para llevar una vida sostenible y despedirte totalmente de bolsas plásticas y empaques. ¿El mensaje es claro no? ¡Usa y reusa!

** Reedito para contarte que hace poco han añadido estas bolsas de poliester semi transparentes de rejilla que van muy bien para comprar en lugares donde no hacen la tara y quieren ver lo que llevas dentro.

Las bolsas de ‘Sin plástico’ son de las que yo uso, entre otras, y me encanta la calidad y la resistencia. Algodón sin sustancias nocivas y con un mensaje reivindicativo. Así que ya sabes ¡Tú decides!

** Y añado dos bonitas tiendas más, donde puedes encontrar bolsas de algodón orgánico y muy ligeras. Ekobizi y Rebellum

Las bolsas de arriba son las mejores, las más bonitas y las más sostenibles, ya te lo digo yo, pero igualmente te doy algunas opciones más.

Estas son otras de las bolsas que tengo. Son de algodón orgánico de All Cotton and Linen y la verdad es que les tengo mucho cariño.

Bolsas de Shunshine también de algodón orgánico.

Estas bolsas son de Weone y son de nylon. El textil de nylon tarda entre 30 y 40 años en degradarse así que es importante que lo tengáis en cuenta a la hora de decidir si comprarlo o no. Pero os pongo esta alternativa porque son muy ligeras y semi-transparentes. Ideales para comprar en lugares donde no te hacen la TARA y también en los supermercados que quieren “ver el producto”.

Y por último, pero no por ello menos importante, te doy esta maravillosa opción que no podrás rechazar. ¡Sí, me he estrenado en YouTube! para compartir contigo este video tutorial de cómo hacer una  bolsa de tela en menos de 1 minuto, ¡y sólo necesitas un fular o un pañuelo! Así, si estás en la calle y se te ha olvidado tu bolsa, te puedes hacer esta en un plis ¡y rechazar para siempre las bolsas de plástico!

¡Ya tienes tus bolsas! Ahora sólo te falta la guía ilustrativa de Nonoa para rechazar todas las bolsas de plástico que te quieran colar.

Y si te ha gustado puedes compartir para que todo el mundo tenga la opción de decir: ¿Bolsa de plástico? no, gracias.

Referencias:

Las bolsas de plástico contaminan y no son necesarias

Verdades y Mentiras

Polución por plástico

Una realidad que nos invade

Si quieres que llegue a más personas, puedes compartir en: