Descripción del proyecto

En esta Eco-Receta Express vamos  a ver cómo hacer una pasta de dientes casera.

Hacer tu propia pasta de dientes te da la tranquilidad de saber los ingredientes que te llevas a la boca, al contrario de las pastas comerciales que no hay quien entienda la etiqueta, pero ya te puedes hacer una idea de la peligrosidad de sus componentes químicos tales como flúor, triclosan, colorantes, etc. Pero no me enrollo en este tema, básicamente porque lo que nos interesa es tener una pasta dental 100% natural, eficaz, con pocos ingredientes, fácil de hacer y sin envases plásticos.

INGREDIENTES

4 cucharadas (tamaño cuchara sopera) de aceite de coco virgen

1 cucharadita (tamaño cucharilla café) de bicarbonato alimentario

5 gotas de aceite esencial de menta, eucalipto o hierbabuena, para uso alimentario (opcional y al gusto)

PREPARACIÓN

Mezclas todos los ingredientes y ¡Listo! ¿Fácil verdad?

Pero te cuento algunas cositas más…

  • Asegúrate de que el bicarbonato que usas sea alimenticio ya que, aunque no nos vamos a comer la pasta, es inevitable que podamos tragar un poco o que queden restos en la boca.
  • Si quieres puedes derretir un poco, el aceite de coco, al baño María para mezclar mejor los ingredientes. Ya que este aceite se solidifica por encima de los 25 grados. Aunque no es necesario.
  • La textura y sabor es muy diferente a las pastas tradicionales, pero cuando veas cómo limpia, no le darás ninguna importancia a este punto. A mi me pasó. No me gustaba la sensación del aceite pero viendo los resultados tan buenos, no quería dejarla y terminé acostumbrándome.
  • Al contrario de muchas recetas que he visto por Internet, en las cuáles usan más cantidad de bicarbonato que de aceite de coco, yo le pongo muy poquito por varias razones. Primero porque el aceite de coco ya es antibacteriano, previene la caries y mata las bacterias que producen el mal aliento. Y segundo porque el bicarbonato es abrasivo y usarlo en grandes cantidades no es muy recomendado por el efecto que puede tener en el esmalte. Por eso, en vez de añadir 3 cucharadas (soperas), (que es lo que normalmente se utiliza), añado sólo una cucharadita (de café).
  • Respecto al aceite esencial, yo uso el de eucalipto de uso interno. Recuerda que estará en contacto con la boca por lo que mejor comprarlo de uso alimentario, al igual que el bicarbonato. Aunque también puedes utilizarlo para otras cosas externas, de hecho yo uso este mismo para añadir al limpiador casero que hago para el baño.

Esta pasta nos ha durado 6 meses utilizándola a diario 3 personas. Cunde mucho porque limpia muy bien y con muy poco es suficiente.

El bicarbonato alimenticio puedes encontrarlo en bolsa de papel. Yo uso de la marca priméal. El aceite de coco lo venden en bote de vidrio que podrás reutilizar después, y el aceite esencial viene también en vidrio aunque no es un ingrediente imprescindible. Además, utilizamos cepillos de dientes de bambú de la marca hydro phil que vienen sin plástico en el empaque. En Residuo Cero te enseño cómo vienen.

Cosas a tener en cuenta:

El aceite de coco se solidifica por encima de los 25 grados. A veces pueden caer pequeños restos de aceite por el desagüe y adherirse a las tuberías y según se vaya acumulando se puede atascar. Si te pasa, puedes echar un chorro de vinagre por el desagüe, dejar actuar un rato y después echar agua caliente. Simplemente eso. Pero yo llevo 6 meses usándola y nunca me ha pasado.

Cómo has podido ver, siguiendo la dinámica de las eco-recetas express, es muy fácil y rápida de hacer, con pocos ingredientes y natural. Aunque en el caso de la limpieza de los dientes, es más importante el cepillado que la pasta en si. ¡Que la difrutes!


Os dejo algunas referencias respecto al flúor por si queréis más información sobre este componente.

Flúor malo para tus dientes y tu salud por ‘Siempre Natural’

Estudios sobre el flúor (en inglés)

Si quieres que llegue a más personas, puedes compartir en: