Un paso adelante hacia el Residuo Cero (Zero Waste)

Para alcanzar una vida en la que generemos el menor residuo posible, es importante abandonar cuanto antes la cultura de usar y tirar, y apostar por alternativas más sostenibles que tengan una vida útil lo más larga posible.

Ya hemos visto cómo hacer la compra sin plástico y sin empaques desechables, de alimentos, y también, de productos de limpieza e higiene personal.

Damos un paso más y os mostramos lo que utilizamos nosotros para conservar y congelar los alimentos sin utilizar film plástico, papel de aluminio, bolsas plásticas de congelación… en fin, ningún material plástico ni cualquier otro desechable. Y aunque el papel de aluminio es reciclable 100%, los recursos que se necesitan para su fabricación son de vértigo, por lo que lo incluyo como un material desechable a eliminar de nuestra despensa.

Hoy en día se ha extendido la creencia de que conservar los alimentos en bolsas de plástico, film transparente, papel de aluminio, etc. es lo más efectivo y cómodo. Pero tal como vimos en este artículo anterior, que aunque habla generalmente de las botellas de plástico es aplicable a cualquier plástico, lo mejor que podemos hacer es decirle adiós al plástico y buscar opciones más respetuosas con el medio ambiente y con nuestra propia salud.

Ni falta hace decir que tanto el film como el aluminio contaminan, además, los alimentos.

Nuestras alternativas

1. Recipientes de Vidrio

Tuppers, botes, recipientes, bandejas…  El vidrio es una maravillosa opción para conservar los alimentos. No coge olores, ni colores, ni sabores. No contamina los alimentos, es duradero y 100% reciclable.

Puedes usarlos tanto para conservar cómo para congelar.

Cuando compramos algún alimento en vidrio, después reutilizamos el recipiente para conservar o congelar la comida.

Hace más de 10 años que me regalaron esta bandeja de vidrio con tapa, para el horno, pero la tenía guardada porque nunca la usaba. Cuando dejé de conservar los alimentos en las bolsas de plástico del supermercado, no sabía donde podía conservar todas las frutas y verduras y que se mantuvieran frescas. Recordé que tenía esta bandeja y ¡me encanta! La tengo puesta en el cajón de las verduras y dentro pongo todo. En esta fuente, las verduras y frutas se conservan durante semanas. Y además, ver la comida a través de un cristal me resulta ¡mucho más apetecible! Queda tan bonita…

Si eres de los que te gusta el queso, te recomiendo una quesera. Esta que yo tengo es de vidrio y bambú y el queso se conserva durante mucho tiempo, aunque no te sabría decir cuánto porque en mi casa vuela, pero lo he tenido un mes dentro de la quesera y se mantiene igual de fresco y tierno que cuando lo compré, así que imagino que dura mucho más.

2. Bolsas de Silicona

Lo confieso, estas bolsas las compré en Aliexpress (me pongo hasta colorada…), lo cual no volveré a hacer por motivos más que evidentes. Fue la primera y última compra que hice junto con un par de cosas más, cuando aún desconocía lo que supone comprar productos tan baratos en la otra punta del planeta. Peeeero… tengo que decir, que me son muy muy útiles, sobretodo para congelar.

Van geniales para congelar cualquier tipo de alimentos que no quieres que se peguen unos con otros, como pueden ser ¡las croquetas caseras de mi madre! por ejemplo.

No cogen olores, se pueden lavar en el lavavajillas, son herméticas y puedes conservar líquidos. El queso, jamón y otros embutidos los conserva frescos durante bastante tiempo.

Personalmente, la silicona no es un material que me encante, prefiero vidrio, acero o paños de algodón, pero la realidad es que es muy práctica y resistente, además de durar mucho.

Pero no os voy a poner los dientes largos con estas bolsas sin daros una mejor alternativa, si tampoco queréis comprar en Ali…

Aunque el precio es más elevado, tenéis el mismo modelo de bolsa, de silicona platinum, de la marca Lékué (de esta misma marca también hay papillotes de silicona para no usar aluminio). Y otras bolsas de silicona, diferente modelo, de la marca Silikids. (Son las dos únicas marcas ‘extranjeras’ que conozco que se puedan comprar en tiendas de España, pero no las he probado personalmente).

** Reedito: Si no encuentras bolsas de silicona, también puedes usar tuppers de silicona que son muy fáciles de encontrar.

3. Usa los platos como tapa

Seguramente este es el más típico y antiguo método de conservación ¿no? Poner un plato sobre otro. Y platos tenemos todos así que ¡no hay excusa!

También existen tapas de silicona o cubiertas de tela ajustables a cualquier recipiente. Esta última te las puedes hacer tu mismo si te gusta la costura. Sería una manera maravillosa de darle una segunda vida a telas que tengas por casa y ya no utilices. Además ¡quedan preciosas!

4. Tela encerada (Wraps)

Estas muselinas fueron un gran descubrimiento para mi y una muy buena alternativa al film y aluminio.

Se trata de una tela de algodón orgánico impregnada con cera de abeja, resina de pino y aceite de almendras (ingredientes que tienen las que yo uso, pero varía según la marca). Exceptuando para carne y pescado crudo, se puede utilizar para conservar quesos, pan, bizcochos, frutas, verduras, embutidos, cómo tapas para recipientes, para envolver bocadillos o cualquier cosa que se te ocurra. Se vuelven moldeables con el calor de las manos por lo que se adapta a cualquier alimento o recipiente. Y duran un mínimo de 6 meses (siempre dependiendo del uso y mantenimiento que se le dé). Pero estas muselinas puedes continuar utilizándolas después, para muchas cosas. Para llevar el bocata, para ir a comprar… y para lo que quieras, como cualquier otra tela. Cuando llegue el momento ya sabes… ¡creatividad e imaginación en ON!

Yo utilizo estos wraps también para ir a la compra. Me van genial para comprar galletas y tabletas de chocolate a granel, también para envolver la calabaza, el melón o la sandía si compro sólo un trozo, y por supuesto cuando voy a comprar quesos, jamón o embutidos. Ocupan muy poco espacio y son muy cómodos.

Al principio me compré unos wraps que se fabricaban en Estados Unidos, pero quería encontrar una alternativa más sostenible (por tema de transporte).

Busqué unos que se fabricaran en Europa y hace poco encontré Wrapped in Nature ¡y me enamoré!

No sólo me enamoré de su diseño, que son todos preciosos, o de su calidad, que es indiscutible, lo hice también de su filosofía zero waste (cero residuos). La fundadora de Wrapped in Nature es una persona encantadora y cuida hasta el más mínimo detalle. Envía sus wraps en sobres de papel reciclado y los cose con retales de tela sobrante. Las instrucciones las imprime en el mismo sobre para no utilizar más papel y el celo con el que cierran el sobre, está hecho de materiales de plantas. ¡Esto es Zero Waste en toda regla!

Se fabrican entre España y Dinamarca y la materia prima que utiliza también es de estos mismos lugares. Justamente por este motivo utiliza aceite de almendras y no aceite de jojoba como otros wraps americanos, ya que este aceite no se produce en Europa. Además, los envíos se hacen principalmente desde España y no pagas gastos de envío. ¡Toma ya!

Aquí puedes leer la entrevista que le hice a Lone de Wrapped in Nature donde puedes conocer más de este bonito proyecto.

5. Alternativas fuera de casa

Las alternativas para cuando hacemos meriendas fuera de casa, desayuno de los niños en el cole, etc. es cualquiera de las opciones anteriores.

Por ejemplo, los bocadillos, frutas, snacks… puedes llevarlos en wraps, tuppers de vidrio o de acero inoxidable, bolsas de silicona, envueltos en cualquier paño o tela, en bolsas de algodón…

6. Y POR ÚLTIMO ¡2 EXTRAS!

* Alternativa al papel vegetal para hornear

Aunque el papel vegetal no es film ni aluminio, si es un material desechable que se utiliza mucho en la cocina, así que, como extra, te doy esta alternativa.

Es una lámina/esterilla de silicona para hornear cualquier alimento. Galletas, pizzas, verduras, carnes, pescados… no se pega, es muy fácil de limpiar y para reutilizar muchísimas veces. Puedes encontrarla en centros comerciales, tiendas físicas de menaje y online. ¡Te lo recomiendo 100%!

* Alternativas para mercados y tiendas locales de alimentos

Cuando voy a los mercados y tiendas locales veo que se utiliza muchísimo film plástico con el ‘motivo’ de que va bien para conservar, para que no se resequen los alimentos, para tapar las bandejas, y además porque así el cliente ve lo que es (por ser transparente). Sería genial que encontraran opciones más sostenibles y sanas.

Como se me ocurren algunas ideas, he pensado en compartirlas…

  • Queseras transparentes.
  • Pequeños expositores alimentarios transparentes para introducir dentro de los grandes expositores.
  • Contenedores transparentes con tapa (del estilo de las tiendas a granel).
  • Bandejas con tapa transparente como la que utilizamos nosotros para las verduras.

En estos recipientes se conserva perfectamente cualquier alimento, quesos, carnes, embutidos, empanados, precocinados… Los mantiene frescos y están a la vista de los clientes al ser transparentes (lo sé, he utilizado mucho esta palabra, pero para que quede claro que el film no es lo único transparente con lo que tapar los alimentos).

Aunque desconozco los desafíos a los que se enfrentan los comercios para conservar los alimentos, pienso que estas opciones podrían ser buenas alternativas para disminuir el uso del film. Al principio es una inversión, pero que recuperarás muy pronto si reduces su uso. Además te durará en el tiempo y los clientes lo agradecerán, porque sin duda, cuando no hay plástico en un expositor, luce más bello.

***

Y hasta aquí, todas las alternativas que usamos para conservar y congelar los alimentos, que nos funcionan perfectamente, y que nos han permitido despedirnos totalmente del film transparente, del papel de aluminio, de bolsas de congelación y del papel vegetal. Hemos reducido muchísimo nuestros residuos, y con ello, podemos contribuir un poquito más a la mejora del mejor hogar que podemos tener, la Tierra.

Curiosamente Nonoa ha descubierto que el film transparente y el papel de aluminio no es exclusivamente de uso culinario…

Centro de belleza ECO… Quizás con lo de ECO quieren decir ECO-nómico, no ECO-lógico, jejeje

¿Y tú cómo conservas y congelas los alimentos? ¿tienes alguna alternativa que no hayamos mencionado? Me encantaría que nos lo contaras en los comentarios.

Si quieres que llegue a más personas, puedes compartir en: